UCRANIA: post script
por Francisco Correa Villalobos
Embajador de México en retiro

La esperada reunión de Sergei Lvrov y John Kerry concluyó con decepcionantes augurios. Ninguno de los dos dio a conocer el contenido de sus respectivas propuestas, pero el resultado es una fotografía de la relación de poder político y diplomático entre Rusia, por un lado, y Europa y Estados Unidos por el otro.

Ni Estados Unidos ni Europa pueden o quieren ir más allá de sanciones puramente simbólicas que la prensa ha tratado de elevar a una importancia que no tienen. El nivel de relaciones económicas y financieras de Estados Unidos con Rusia no le confieren ninguna influencia sobre Rusia y las de ésta con Alemania y otros países europeos es de tal magnitud que medidas coercitivas financieras o comerciales de gran aliento redundarían en su propio detrimento.

Putin ha calculado bien que para Europa y Estados Unidos, Ucrania no merece un conflicto armado con Rusia y aunque las trepidaciones políticas de la crisis pueden durar decenios, Rusia ha vuelto casi imposible que Ucrania pueda incorporarse a la Unión Europea y, más aun, a la OTAN, objetivos estratégicos rusos de primera importancia, a menos que los occidentales quieran correr el riesgo de provocar una guerra civil y una intervención militar rusa en ese país.

Estados Unidos muy probablemente intentará neutralizar los efectos de esta derrota política apuntalando financieramente al régimen ucraniano de facto, pero difícilmente logrará que éste pueda ejercer un control político real sobre la mitad este del territorio ucraniano.

Aunque nada indica que Rusia tenga ambiciones territoriales sobre ningún país europeo, ni siquiera sobre los países bálticos, un cierto temor real o exagerado propiciará el fortalecimiento de la OTAN y de la influencia norteamericana sobre Europa. Ello no quiere decir que se fortalezca la preeminencia mundial de Estados Unidos. Todo lo contrario. La crisis de Ucrania puso en evidencia las enormes limitaciones regionales de esa ostensible preeminencia.

Anuncios