NOTAS, ARTÍCULOS E INFORMES SOBRE LOS JUBILADOS

Desde 2021, los mayores de 60 años tendrán pensión de pobreza: Consar

Se calcula que el gasto pensionario en el presupuesto para 2017 va a ser del mismo tamaño que todo el gasto de infraestructura del gobierno federal, señala Carlos Ramírez Fuentes

Víctor Cardoso

Periódico La Jornada
Jueves 5 de mayo de 2016, p. 22

Los sistemas de pensiones del país, el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), así como los de estados, municipios y universidades públicas, deben reformarse de manera integral, a fondo, o de lo contrario a partir de 2021 millones de mexicanos mayores de 60 años estarán condenados a una vejez de pobreza, con ingresos insuficientes de apenas una tercera parte de su último salario.

Así lo ve Carlos Ramírez Fuentes, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), quien advierte: no actuar supone condenar a una generación de futuros pensionados a tener una pensión más baja. Añade: mi intención nunca ha sido alarmar ni exagerar; ahí están los números, yo me remito a los números; mi tarea es técnica, no soy político. Mi papel en la Consar es trabajar para el fortalecimiento del sistema, pero también advertir sobre lo que se viene, pues ya los síntomas son muy evidentes.

–Entonces, ¿el riesgo es una población de adultos mayores pobre? –se le pregunta en entrevista con La Jornada.

–Sí claro, por supuesto.

–¿Cuánto tiempo tenemos?

–Cada día que pasa ya vamos tarde, eso es un hecho.

Añade que se van a seguir destinando los recursos de parte de la Federación para el pago de pensiones. La pregunta es si eso es justo, equitativo, si contribuye a la equidad del país y si realmente es sostenible que se estén sacrificando recursos para otros propósitos y destinándolos a este rubro, que es el rubro del presupuesto que crece más rápido, más que salud, educación, infraestructura, pobreza, y lo va a seguir haciendo. Entonces, no actuar eventualmente supone que más recursos se van a tener que destinar al pago de pensiones de beneficio definido, y entonces el asunto seguirá consumiendo recursos valiosos que se podrían destinar para otros propósitos… Se estima que el presupuesto 2017 va a tener un gasto pensionario del mismo tamaño que todo el gasto de inversión física del gobierno federal, vamos a llegar a un punto donde el gasto va a ser del mismo tamaño que todo el gasto de infraestructura del gobierno federal.

La situación es general, dice. Es el caso de las universidades públicas, que “tienen una problemática enorme con sus sistemas de reparto y las consecuencias que están teniendo para la educación superior del país, porque cada peso que se va en pagar pensiones representa un peso menos para las aulas.

Mi intención no es alarmar, soy técnico, no político, dice Carlos Ramírez, presidente de la Consar. Aquí, en imagen de archivoFoto María Meléndrez Parada

También tenemos el problema de los sistemas de pensiones no contributivos, que son estos programas de apoyo a adultos mayores. Podrían estar mucho mejor diseñados para su propósito social. Para empezar, tenemos duplicados los beneficios a nivel federal, y en 13 entidades de la República los beneficiarios cobran en los dos programas, y esa es una mala idea. Por supuesto, apoyar a los adultos mayores me parece fundamental. Sin embargo, el problema es el diseño, y estos programas tienen el problema presupuestal, porque vamos a una ruta clara de envejecimiento poblacional que se va a acelerar a partir de 2030, y el asunto es que con estos programas de adultos mayores, muchos mal diseñados, va a crecer la factura de manera muy importante y va a limitar el gasto de los estados de manera muy significativa.

–¿Cuándo va a ser más visible esa problemática?

–Primero, cuando empiecen a retirarse los primeros aforados(trabajadores con una administradora de fondos para el retiro), que va a ser a partir de 2021. A partir de ese año pueden empezar a retirarse los trabajadores con Afore, porque cumplirán el requisito de mil 250 semanas de cotización, 24 años de servicio. Entonces vamos a pensar en una persona que empieza a trabajar a los 36 años por primera vez en su vida: en 1997 se le inscribió en una Afore y lleva 24 años trabajando y cumple 60 años, entonces ya se puede retirar. Pero no le va a convenir retirarse, porque no va a tener suficiente dinero en su cuenta de Afore. Digamos que 2021 es un año emblemático, si bien la generación de Afore se va a retirar de manera masiva a partir de 2030.

Entonces, seguir posponiendo esto, conforme avance el tiempo, el problema se va a hacer cada vez más grande y el no actuar hoy supone que cuando se decida actuar se van a tener que tomar medidas más drásticas. El temor duro, en lo particular, es que está creciendo el problema y no estamos tomando decisiones. Pero eso no supone que estamos cruzados de brazos; llevamos tres años haciendo muchas cosas en todos los frentes: educativo, financiero, operativo, educación financiera, comunicación, ahorro voluntario, cobertura, pero no va a ser suficiente, lo digo con toda claridad: todo lo que estamos haciendo no va a ser suficiente.

La Jornada, 5 de mayo de 2016

___________________________________________________________

Reciben 30 por ciento de su último sueldo; el promedio internacional es de 62%

Jubilados mexicanos, entre los peor pagados en el mundo

En foro regional, los titulares de Salud, Trabajo, Issste e IMSS aseguran que no se privatizará la seguridad social

Reconoce Navarrete Prida que en el país existe una enorme inequidad

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada
Martes 12 de abril de 2016, p. 31

En 2016, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pagará 68 mil millones de pesos por pensiones y jubilaciones a 3.5 millones de derechohabientes, por lo que sólo por la ruta de la disciplina en las finanzas se podrá hacer frente al futuro pasivo del organismo, se informó ayer en el Foro Regional de la Seguridad Social para las Américas, donde también se alertó de que en México estos pagos son sumamente bajos respecto de otros países del continente.

El encuentro fue organizado por la Asociación Internacional de Seguridad Social (AISS) e inaugurado por el secretario de Salud, José Narro, así como los titulares del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida; del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), José Reyes Baeza, y del Instituto Mexicano del Seguro Social, Mikel Arriola.

Optimizar los recursos

Los funcionarios sostuvieron que parte importante de los mexicanos no cuenta con seguridad social; que se debe optimizar la administración de los recursos para este sector, y que no se privatizará la seguridad social.

El secretario del Trabajo indicó que las pensiones de los jubilados mexicanos se encuentran entre las más bajas del mundo, debido a que las tasas de remplazo (el porcentaje que les pagan respecto del último salario que gabanan) es apenas de 30 por ciento, mientras el promedio internacional es 62 por ciento; es decir, más del doble.

Navarrete planteó que si en México las pensiones son muy bajas se debe a que mientras en otros países la disparidad salarial entre la población que más gana y la que menos ingresos tiene es de 10 a uno, aquí es de 30 a uno; es decir, hay una enorme inequidad.

A ello se añade que por cada 100 semanas de cotización, el promedio nacional es que los trabajadores mexicanos sólo laboran 38 semanas, por lo que instó a que se fortalezca la seguridad social.

En imagen de archivo, Mikel Arriola, director general del IMSSFoto María Luisa Severiano

El presidente de la AISS, Errol Frank Stoové, sostuvo que a escala mundial, cerca de mil millones de personas carecen de seguridad social, lo que, dijo, es un enorme reto, a pesar de los grandes avances que se han dado.

Dijo que la inversión en ese rubro es factor esencial de desarrollo social y económico de las naciones.

El director del IMSS, Mikel Arriola, también tomó la palabra para señalar que durante el presente año ese instituto pagará más de 27 mil millones de pesos, lo que representa un crecimiento de 4 por ciento respecto de 2015; además, pagará jubilaciones y pensiones por 68 mil millones de pesos, por lo que entre los retos de los próximos años, además de mejorar los servicios y aumentar la cobertura, tendrá que sortear hechos como que a 2010 la población mayor de 60 años fue 10.2 millones, es decir, cuatro veces más que en los años 70.

Aseveró que el Seguro Social no se privatiza, y reiteró que se ha logrado dismi≠nuir en 60 por ciento el déficit del organismo, de 23 mil a 8 mil millones de pesos.

Durante el foro, en el que también estuvieron presentes dirigentes sindicales, legisladores, y representantes de organismos de seguridad social de diversos países de América Latina, José Reyes Baeza Terrazas, director del Issste, apuntó que las rutas que ha tomado el instituto son optimizar la administración de los recursos, incentivar los esquemas de prevención y transitar a las buenas prácticas de los servicios.

No tenemos alternativa: o nos alineamos para mejorar o nos vamos al abismo de la insolvencia, señaló el funcionario.

Por último, el secretario de la Función Pública se refirió al reto que significa la incorporación de jóvenes a los esquemas de seguridad y que éstos dejen la economía informal.

La  Jornada 12 de abril de 2016

___________________________________________________________

RESUMEN DE LAS ACCIONES DEL GRUPO DE EMBAJADORES JUBILADOS SOBRE UN APOYO COMLMENETARI A LA PENSIÓN

Estimados colegas del SEM de carrera:

A principios de 2013, un grupo de embajadores de carrera jubilados reasumió la tarea de obtener una compensación adicional a la muy exigua pensión que reciben loa miembros del Servicio Exterior Mexicano de carrera.

Como es sabido, años antes otros colegas embajadores habían hecho un gran esfuerzo de cabildeo en la Cámara de Diputados que culminó con un proyecto de reformas a la Ley del Servicio Exterior Mexicano que contenía, entre otras, una disposición que aseguraba una compensación adicional a la pensión. El proyecto fue aprobado sin un voto en contra por la Comisión de Relaciones Exteriores de la 61ª legislatura, pero en la última sesión de dicha legislatura, el coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional impidió que se votara en el plenario. Posteriormente, el diputado Eloy Cantú Segovia (PRI) se encargó de eliminar la iniciativa al comienzo de la 62ª legislatura.

Con el inicio del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el grupo de embajadores jubilados dirigió sendas comunicaciones solicitando audiencia tanto al propio presidente como al recién nombrado Secretario de Relaciones Exteriores José A. Meade K., a fin de plantearles el problema que nos aqueja. La respuesta fue el silencio total.

El grupo de embajadores decidió entonces conceder varias entrevistas de prensa e informar a columnistas para llevar al público las razones y objetivos de nuestros esfuerzos. Varios de esos artículos y notas de prensa se reprodujeron en México Internacional.

No obstante, por diferentes conductos los embajadores insistieron en presentar su caso a las altas autoridades de la SRE. En 2014 se abrió un pequeño espacio a través del Director General del Servicio Exterior y Recursos Humanos. Francisco Díaz Corzas, quien comisionó a uno de sus asesores, el Lic Francisco Ramos, para elaborar de consuno con los embajadores un documento que justificara una eventual solicitud de fondos a la Secretaría de Hacienda.

El documento y el padrón, hasta entonces inexistente, de todo el personal de carrera jubilado, se concluyeron en 2015 y se examinaron con el entonces Oficial Mayor, quien sugirió que se hiciera del conocimiento del Servicio de Adquisiciones y Enajenaciones (SAE) de la Secretaría de Hacienda.

El SAE es la oficina de gobierno federal que, entre otras cosas, se encarga de administrar y asignar las pensiones de todo el personal que quedó sin empleo al desaparecer el sinnúmero de empresas paraestatales y de participación estatal, que iban de fábricas de maquinaria hasta bares y restaurantes, que se crearon a lo largo de decenios. En esa función, el SAE administra pensiones que se elevan en conjunto a varios cientos de miles de millones de pesos.

En la junta que el grupo de embajadores y el Lic. Díaz Corzas tuvieron con uno de los directores del SAE, éste se comprometió a examinar nuestro caso y llevarlo a acuerdo superior. Después: silencio total.

Al poco tiempo, se produjo el cambio de titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores. El grupo de embajadores jubilados se acercó entonces al Subsecretario Carlos de Icaza para rogarle su intervención para que la Secretaria Claudia Ruiz Massieu Salinas de Gortari lo recibiera.

La Secretaria no ha dado respuesta a la solicitud de audiencia, pero el actual Oficial Mayor, Lic. Marco Antonio García Castro, recibió al grupo y comisionó al también embajador jubilado Enrique Hubbard, quien actualmente funge como su asesor, para que en su nombre diera seguimiento al caso.

En esta etapa, el Embajador Hubbard ha concentrado sus esfuerzos en buscar una solución al problema de los servicios médicos y, junto con la DGSERH, ha conducido negociaciones con la Secretaría de Marina para que el personal de carrera jubilado pueda recibir atención en las instalaciones médicas y hospitalarias de la SEMAR.

Simultáneamente a estas gestiones, el grupo de embajadores jubilados ha hecho contacto con legisladores de varios partidos. Así, en una primera instancia se solicitó una audiencia a la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Senadores, Gabriela Cuevas (PAN). El Secretario Técnico de dicha Comisión dijo que preparaba una reunión con la legisladora, pero después hubo un silencio total. Meses después, se hizo una nueva petición de audiencia con la misma senadora que, después de varias semanas, ha aceptado recibir al grupo a principios del  mes de junio. De igual forma, a petición nuestra, dos diputadas del partido Morena miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados (63ª legislatura), solicitaron que la Comisión recibiera y escuchara al grupo de embajadores, pero su presidente, Victor Giorgana (PRI), adujo diferentes pretextos para no convocarla.

Como se podrá deducir de la entrevista que se hizo al Director de Consar,  Carlos Ramírez Fuentes. “Desde 2021,_los mayores de 60 años tendrán una pensión de pobreza: Consar” y que se reproduce en México Internacional, ni siquiera se puede garantizar que  las exiguas pensiones que ahora se reciben puedan ser cubiertas en un futuro cercano, sea cual fuere el sistema por el que haya optado. El grupo de embajadores jubilados seguirá realizando todos sus esfuerzos para alcanzar el objetivo deseado de una compensación adicional para todos los miembros del SEM de carrera jubilados que, en conjunto con la pensión del ISSSTE, equivalga a aproximadamente a un 70% del sueldo que le correspondería al interesado si ocupara una plaza en México conforme al rango con el cual se jubiló. Actualmente, los miembros del SEM de carrera jubilados reciben un promedio de 10% del sueldo que le correspondería de seguir en activo.

Esta es una tarea que nos concierne a todos los miembros del SEM de carrera: diplomáticos y técnicos administrativos por igual y así deben entenderlo claramente las autoridades de la SRE.

Por tal motivo les rogamos que envíen un mensaje como el que aparece abajo a la señora Secretaria de Relaciones Exteriores, rogándole que se sirva recibir al grupo de embajadores jubilados para examinar posibles soluciones a este urgente problema:

Mtra. Claudia Ruiz Massieu

Secretaria de Relaciones Exteriores

Soy un miembro de carrera del Servicio Exterior Mexicano y me preocupa sobremanera que al llegar a mi situación de retiro me encuentre en la lamentable condición económica por la que atraviesan actualmente los colegas jubilados del SEM de carrera.

Le suplico que reciba usted al pequeño grupo de embajadores de carrera jubilados que han asumido la tarea de paliar dicha condición para que, con su valiosísimo concurso, se encuentre una solución a este acuciante problema. 

Atentamente,

 

Los embajadores que actualmente integran este grupo son, por orden alfabético:

Francisco Correa Villalobos

Enrique Fernández Zapata

Leonardo Ffrench Iduarte

Enrique Hubbard

Enrique Romero Cuevas

Sergio Romero Cuevas